Translate

martes, 10 de enero de 2012

Cómo actúa el demonio (Véase también los sueños proféticos de San Juan Bosco)

Bueno, hoy he decidido poner por escrito lo que el demonio hace en la conciencia de las personas, pues no lo he encontrado por ningún lado, y los organizaré por mandamientos, pecados capitales y por último sus tipos de ataque (tentación, obsesión, posesión y opresión).

10 Mandamientos

1.- Amarás a Dios sobre todas las cosas.

El primer y más importante mandamiento de Jesús y de la Iglesia. El diablo te hace faltar a este mandamiento mediante la introducción de falsos dioses e ideologías, falsos profetas y objetos a los que "idolatramos". Ejemplo: 


  • Las sectas que una vez pertenecieron a la Iglesia. ("...porque si hubieran sido de los nuestros se hubieran quedad con nosotros"...)
  • Otras religiones que presentan a Dios distinto: como un dios sin amor, un dios vengativo e iracundo e incluso que fomenta la muerte y que hace su voluntad sin misericordia, veamos el siguiente ejemplo: "Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten, pero no seáis los agresores. Dios no ama a los agresores. Matadlos donde los encontréis, expulsadlos de donde os expulsaron. La persecución de los creyentes es peor que el homicidio: no los combatáis junto a la mezquita sagrada hasta que os hayan combatido en ella. Si os combaten matadlos: ésa es la recompensa de los infieles. Si dejan de atacaros, Dios será indulgente, misericordioso" [Corán, 2, 186-188].
Como ven aquí tenemos el famoso Yihad que promueve la guerra contra los que no son creyentes, ¿Cómo pueden los musulmanes decir que aceptan la Biblia y aceptar el Corán? "Ustedes han oído: Amarás a tu prójimo y no harás amistad con tu enemigo, pero yo les digo: Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores para que así sean hijos de su padre que está en los cielos..."

También hay quienes proponen a un Dios que se fija en cosas de hombres que son meros ritos exteriores para juzgar al alma (como en no tomar café, no bailar, no tener imágenes, ir a la Meca por lo menos 1 vez en la vida, trasplantes de sangre etc...)"El culto que me rinden no sirve de nada, las doctrinas que enseñan no son más que mandatos de hombres."

Por último hay quienes siendo católicos "hacen un dios a su medida", osea que falsean los mandamientos de la Iglesia y los "tuercen" para que ellos terminen siendo siempre los buenos.

2.- No tomarás el nombre de Dios en vano.

El segundo mandamiento de Dios es no tan sencillo como parece, que no hay que hablar de Dios para justificarnos o decir que es palabra de Dios lo que nosotros mismos estamos diciendo, jurar por Dios cuando se miente y demás maneras de utilizar su nombre.

3.- Santificarás las fiestas.

Cuando nos da flojera de faltar a las fiestas importantes de la Iglesia, no queremos ir a misa, o incluso no preparamos nuestra alma para estar bien en aquellos días importantes porque santificarlos no es sólo ir a misa sino que nosotros mismos no estemos impuros para esos momentos, por ejemplo en bautizos, en XV años, en Navidad, etc... El diablo ha querido desprestigiar la navidad demasiado y te invita a hacerlo cuando sólo ves la parte material (Como te ves, con que te vistes, que te regalan, que regalas, que comes, a donde vas....). El tomar con más importancia de la poca que merecen esas cosas ocasiona que no veamos las cosas que si importan como el amor, la paz, la fraternidad, la generosidad, la reflexión, la conversión.... Esto es extremadamente común pues la gente se pone tensa, y sus fiestas giran alrededor de estas cosas y no les importa muchas veces pelear o discutir, con tal que esas cosas salgan bien.

4.- Honrarás a tu padre y a tu madre.

El demonio ha hecho ahora que la autoridad de los padres haya sido reducida a la misma que los amigos, algunos programas americanos promueven a los papás como otros amigos más que dan sugerencias que puedes seguir o no e incluso que los hijos se burlen de ellos. Ahora hasta es más fácil decirles groserías. Y que decir de los abuelos que ahora, en lugar de darles su verdadero lugar de personas con experiencia para compartir y con vastos conocimientos y más avanzados en el camino del amor y de Dios son despojados incluso de su dignidad de personas, y son los sirvientes de las casas, los que no saben, los que no pueden hacer o están pasados de moda, etc...

5.- No matarás

Tal vez hasta ahora no sea muy conocida la palabra de san Pablo en el Nuevo Testamento: "El que no ama está en un estado de muerte. El que odia a su hermano es un asesino y, como saben, ningún asesino tiene vida eterna." Así que si la tomamos como es habrá muchos asesinos en muchas partes, en donde no hay perdón. Y que decir acerca de aquellos que hacen guerras por recursos....

6.- No cometerás actos impuros

Los actos impuros van más allá de lo sexual: Decir groserías ("Cada palabra que pronuncian es un pecado de su boca; ¡Quedan atrapados en su orgullo, por las blasfemias y mentiras que profieren"), la masturbación, la pornografía, el adulterio, malos pensamientos o intenciones, burlas, etc... Hay tantos programas y publicidad en todos lados que promueven todas estas cosas, amigos de la escuela, publicidad, etc...el simple hecho de ver el cuerpo desnudo de cualquier persona en cualquier letrero atenta a la dignidad y a Dios mismo.

7.- No robarás

Robar no es solo quitar lo que por derecho es de alguien, sino también lo que por derecho le debería pertenecer. Jesús condena a los ricos no porque tengan dinero sino porque no dan lo que en verdad no es suyo sino de Dios y que por justicia les pertenecería a otros sino fuera por la injusticia de los hombres. He aquí porque Jesús condena a estos ricos que se hacen ricos a costa de otros y no comparten. "Difícilmente un comerciante se libra de incurrir en falta y un negociante no está exento de pecado".(Véase también la parábola del rico y Lázaro).

8.- No dirás falso testimonio ni mentirás.

Mentir con las palabras, mentir con los actos: "Hay de ustedes fariseos ¡¡Hipócritas!! Ustedes pagan en diezmo hasta sobre la menta, el anís y el comino pero no cumplen la Ley en lo que realmente tiene peso: la justicia, la misericordia y la fe....ustedes purifican el exterior de la copa, después que la llenaron de robos y violencias." ¿Cuántas veces no nos importa quedar bien con algunos pero con otros somos malos en las mismas cosas? o bien ¿Nos portamos bien con todos pero a nosotros mismos nos tratamos mal? ó ¿Nos portamos bien con todos pero al mismo tiempo pensamos cosas  malas de ellos, les tenemos envidia u odio y les deseamos lo peor?.

9.- No consentirás pensamientos y deseos impuros.

 El demonio incita nuestro corazón y mente hacia cosas malas, malas intenciones o deseos hacia alguien o algo, hacia los placeres efímeros que perjudican más que beneficiar. El hecho de pensar cosas malas también son obras del demonio que nos susurra, pero depende de nosotros si dejamos que esas cosas se vuelvan acciones.el hacer caso a esos pensamientos que son mentiras, nos lleva a odiar a los demas.
Recordemos que el odio es una de las peores si no es que la peor cosa que podemos guardar en nuestro corazón ("El que no ama está en un estado de muerte. El que odia a su hermano es un asesino..."), y es ocacionado no sólo por la falta de perdón sino también por el recorrer una y otra vez esos pensamientos en nuestra cabeza. Debemos perdonar aún aunque no se nos pida el perdón. Esto no quiere decir que aceptemos la compañía o hagamos lo que se nos pide pero sí al menos quedar tranquilos en nuestra alma aunque no se quiera volver a saber de la persona si esto es una posible causa de caída (pecado).
                                                                  
10.- No codiciarás los bienes ajenos.                              
                                                                                                       
Uno de los pecados más desapercibidos es éste. La codicia del dinero es uno de éstos, una persona pobre que al ver a una rica se enfurece porque dice que los ricos son de lo peor cuando en realidad quisiera tener más dinero es un buen ejemplo. No está mal el querer tener más dinero para sus necesidades, pero enojarse con alguien porque sí lo tiene eso sí que es malo. También cuando críticamos a alguien pero desearíamos tener lo que este tiene ya sea su actitud, su forma de ser o cualquier otra cosa también es faltar a este mandamiento, ó también he visto personas que buscan estafar a alguien, quitarle lo que tiene robarle, o simplemente usar sus bienes (sin robárselos pero aprovechándose de su amistad, su parentela, algún chantaje, etc...). Es un gran atentado contra el valor de las personas ya que les damos más valor a las cosas que éstas tienen que a la esencia de las mismas, a su alma, y a que ellos también son hijos de Dios.
     
                                                                                     
 7 pecados capitales

  1.- Soberbia

- La Soberbia es amarte demasiado a ti mismo, y te hace despreciar a Dios y a los demás.
- Eres soberbio cuando crees que tú puedes hacerlo todo, que no necesitas de Dios ni de los demàs, cuando te crees mucho ( que tú eres el mas listo, el mas perfecto y los demás son unos tontos), cuando eres presumido o te gusta llamar la atención, cuando quieres que todo se haga como tú quieres, cuando crees que todo te lo mereces, cuando sólo hablas de ti. 
La soberbia te hace odiar, no tener misericordia de los demás pues tu eres perfecto y los demás tienen la culpa porque son más pecadores y por lo tanto no perdonas o te cuesta muchísimo trabajo hacerlo, cuando no te gusta que los demás te digan tus errores (pues para tí mismo no tienes y/o ¡como aceptar que un pecador te diga tus errores!) que no te pasará nada malo hagas lo que hagas, que puedes aprovecharte de los demás y que Dios no te castigará. Creer merecer el cielo sin méritos o bien no creer en Dios porque así no hay nadie que haga justicia de tus malas obras (que no existe el infierno, que no hay vida después de la muerte....etc). Recordemos por supuesto que todos tenemos en demonio que nos diga estas todas estas cosas todo el tiempo. El ser humano en esencia no es tan malo pero el demonio lo incita a pecar.
                                                                                
Todo eso hace el Diablo en la mente de las personas.
- La virtud que debes de cultivar para atacar la soberbia es la HUMILDAD .
Ser humilde es pensar que Dios te creo y que no eres nada en comparación a El, que no puedes dar un paso si quiera sin que El lo permita.
Pensar que lo bueno que tienes, no lo has logrado tú sino que El te lo regaló gratis y que también tienes mucho malo por corregir.
Ser humilde es no buscar que los otros te aplaudan, buscar pasar desapercibido, buscar ocupar el último lugar (Los últimos serán los primeros.

    2.- Avaricia. 


Amor a las riquezas, recordemos que el mismo Jesús fue tentado: "Te daré todos los reinos de la Tierra si te arrodillas y me adoras", pues el diablo da todas estas cosas a quien quiere (y a quien lo adora), y por supuesto que Dios también puede dar estas cosas recordemos: "busquen primero el reino de Dios y su justicia y se les darán también todas estas cosas". Obviamente aquí tenemos una clara distinción el diablo los da al adorarlo, ¿Cómo lo adoras? Buscando tu propio beneficio exclusivamente, con egoísmo, queriendo ser mejor que los demás, etc..., y en cambio Dios te promete esas cosas si buscas primero la justicia divina que son lo que conocemos como valores en especial el amor, y ya luego Dios te dará lo necesario para vivir, o en grandes cantidades nos dará si somos capaces de ayudar a mucha gente con eso (como la Madre Teresa o Don Bosco).


Contra la avaricia la Generosidad: Da sin medir y Dios también te dará sin medir, da sin esperar nada a cambio más que por amor a Dios, da hasta que duela (dice la Madre Teresa) y no te gloríes por eso ni lo anuncies (ni si quiera tu mano izquierda debe saber lo que hace tu derecha; no hagas como los fariseos que anuncian al son de trompetas..).


   3.- Lujuria


El que mire a mujer con malos deseos ya cometió adulterio con ella en su corazón. Pornografía . Masturbación. Fornicación. Adulterio. No consentirás pensamientos ni deseos impuros. Hablar de estas cosas. No dejemos que el demonio nos atormente sino que recemos para dejar de tener esos pensamientos y vayamos a confesarnos lo más pronto posible. Estas son las 2 mejores armas contra la Lujuria para así poder llegar a la castidad.


   4.- Ira


La ira proviene en gran medida de un orgullo desmedido por pensar que hacemos todo bien (o demasiado bien) con respecto a los demás (a los que consideramos inferiores), de una intranquilidad de nuestra conciencia (pecados acumulados), de ver los propios defectos en los demás.


Contra la ira entonces: la humildad no creernos tanto, recordar que Dios nos ha dado ciertos dones pero carecemos de muchísimos otros que los demás tienen, y también si creemos tener inteligencia y sabiduría debemos demostrarla con un carácter pacífico y amable porque al que se le ha dado más se le pedirá más a cambio..., tener paz con nosotros mismos haciendo lo correcto siempre que podamos (recordemos que si no tenemos paz con nosotros muy difícil será tener paz con los demás) y ver nuestros errores antes de los ajenos.


   5.- Gula


La gula, el comer demasiado provoca varias consecuencias: desgano en hacer lo correcto, corrupción de costumbres, 
escándalo, falta de espíritu de sacrificio esas son las principales. Cuando uno está ansioso por que llegue cada día la hora de comer, no pone uno mucha atención en lo demás que sucede en el día, o si no comemos a cada rato "no tenemos energías" para trabajar, tus hábitos empiezan a ser malos, das escándalo a los demás y te falta el espíritu de sacrificio porque no eres capaz de esperar o de ayunar por los más pobres que no tienen que comer. Así que contra la gula templanza.


   6.- Envidia


Envidiar a los demás tiene como cada uno de estos otros pecados inimaginables aspectos, por ejemplo: cuando criticamos a los demás por envidia y todo el tiempo, también nosotros nos sentiremos criticados siempre y tratarán que nadie los critique y eso también provoca una excesiva corrupción de las costumbres que terminan en ansiedad, en enojo, frustración, etc... y es una cadena interminable. Debemos aprender a ver las cosas con humildad y no ver a los demás en pedestales ni tampoco a nosotros mismos por cosas que no le importan a Dios. Recordemos que lo único importante es el amor y eso no creo que sea algo para sentir envidia, porque el amor es dar. Por favor recuerden que este pecado hace mucho daño a la gente, en especial a la gente más cercana y a sí mismo porque hace querer que los demás actúen igual de mal y uno nunca podrá llegar a ser feliz pues siempre estará destinado a "vivir para los demás".


   7.- Pereza


Como dicen la pereza es la madre de todos los vicios. Porque cuando uno está sin hacer nada es más difícil defenderse de los muchos ataques del demonio. Incluso nuestra madre nos suplica: Por favor, nunca estén si hacer nada... por la misma causa que acabo de exponer. Así que por favor yo también les pido que cuando no tengan nada que hacer, recen un rosario en lo que esperan, lean la biblia o cualquier buena lectura, hablen de Dios a los demás, vean el canal católico, o simplemente imaginen cosas buenas, reflexionen, etc... Pero por favor no vean programas ni películas malos, o lean libros malos o que te causen intranquilidad o perturbación, pues sería arriesgarse a  ser tentado voluntariamente.


Y por último sus 3 tipos de ataque:
(fuente de los tipos de ataques: http://vivelastereo.com/devocionales/?p=3432))



1. La primera es la tentación, la cual es una provocación a hacer aquello que Dios nos ha prohibido. Aquí el enemigo estudia bien aquellas áreas donde somos débiles y luego nos seduce para desobedecer al Señor ofreciéndonos un  apetitoso y venenoso manjar.
2. La segunda es la obsesión, que es un ataque desde afuera a la mente de la persona, haciéndole pensar permanentemente, y hasta soñar, con un objeto, persona o situación que en apariencia luce agradable, placentera y deseable. Es un bombardeo a la mente.
3. La tercera es la opresión, la cual consiste en un ataque desde fuera de la persona a su salud, sus finanzas, su familia y su vida espiritual. Estas agresiones pueden ser crueles.
4. Y finalmente está la posesión, que es cuando un espíritu maligno o varios espíritus se meten dentro del cuerpo de una persona y asumen su control. Las manifestaciones son evidentes, pues el poseso habla con una voz que no es la suya, desarrolla una fuerza y unas habilidades asombrosas, rechaza todo lo santo y hasta dice blasfemias contra Dios.
Y aunque las películas muestren al diablo como un ser terrorífico, recordemos que Jesús ya lo venció y nos ha dado autoridad a los cristianos para reprenderle en su nombre.



RECUERDEN que todos estos pecados nos causan males a nosotros mismos en primer lugar, luego a los demás y a Dios, y también nos impedirán estar con la conciencia tranquila y por lo tanto ser felices. Porque "¡Felices los de corazón puro porque verán a Dios!" Cuando uno está con la conciencia tranquila sencillamente ¡¡es feliz!! He ahí el secreto de la felicidad. Por lo tanto confiésense para ser perdonados y quedar limpios, comulguen para aumentar esa pureza, hagan buenas obras para contagiar esa alegría a los demás, recen y asistan a misa para no ser tentados y mantenerse así y prediquen esta felicidad que les ha sido enviada a los demás, para que vivan en un mundo más feliz.

3 comentarios:

  1. Gracias y felicidades por este blog ,que hoy he conocido y que me ha sorprendido muy gratamente.Que nuestro señor les acompañe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, me complace que te haya gustado, cualquier deseo o sugerencia es bienvenida para mejorar el blog para toda la gente. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Gracias por evangelizar con la verdad. Martha G.

    ResponderEliminar